domingo, 6 de julio de 2014

Canción de Hielo y Fuego II: Choque de Reyes

Bueno pues, con mucho retraso, os doy mis impresiones de la segunda parte de esta larga saga. 
Para empezar, he de decir que me deje el libro a la mitad durante dos largos meses. Al terminar el primero tenía que leer el segundo rápido, pero me decepcionó y paré. No sé decir que fue lo que no me ha gustado. Quizás sea tanta política y nombres, que son normales en una guerra. Quizás sea que el destino de los Stark empieza a oscurecerse, y a mi me gusta esa familia. 


(*SPOILER*)

En este libro vemos los primeros pasos de la guerra consecuencia de las muertes del rey Robert Baratheon y Ned Stark. Como siempre el libro se divide en capítulos narrados por distintos personajes, con la ventaja de que tienes distintos puntos de vista para juzgar lo que pasa y, la desventaja de una historia más lenta. 
Así que, a fin de cuentas el libro cuenta el comienzo de la Guerra de los Cinco Reyes: el cruel Joffrey Baratheon/Lannister, el hedonista Renly Baratheon, el honoroso Rob Stark y, el justo Stannis Baratheon. 
Cada uno tiene sus puntos malos y sus puntos buenos. Salvo Joffrey, que solo tiene malos. Y cada uno usa sus mañas: Rob se vale de su gran capacidad táctica y su lobo, Stannis se vale de la bruja roja (APUNTE PERSONAL: si hay alguien que me cae peor que Joffrey, esa es Melissandre), Joffrey se vale de su abuelo, su tío y el dinero Lannister; y Renly se vale de su joven esposa y familia.  La guerra, salvo para Renly, se ve muy reñida. 
En medio de todo este politiqueo, tenemos a los salvajes de más allá del muro preparándose para atacar, un cometa rojo, que nadie sabe que significa, en el cielo; el invierno cada vez más cerca, y al pueblo muriéndose de hambre (algo normal en las guerras, la verdad). Por supuesto no debo olvidarme, a Daenerys Targaryan con sus tres dragones (los únicos en el mundo) vagando por desiertos e intentando conseguir barcos para cruzar el mar y llegar a Poniente. 

(*FIN SPOILER*)

En conclusión, lo único que me quedo claro del libro es que los Baratheon no fueron nunca una familia unida, el pobre Tyrion, que demostró ser un buen gobernante y posiblemente el único que se preocupa por el pueblo, se lleva siempre lo peor por ser enano y putero;  y, de Daenerys decir está muy perdida y, necesita escuchar y reflexionar más. 
Las cartas empiezan a mostrarse, quién sabe qué pasará al final.