sábado, 15 de diciembre de 2012

Cumbres Borrascosas

Hoy hablaré de un clásico: Cumbres Borrascosas. El libro de Emily Brönte (hermana de Charlotte Brönte, la escritora de Jane Eyre -enlace al post anterior-) se ha hecho últimamente famoso gracias a Crepúsculo (el libro de Stephanie Meyer que habla de falsos vampiros que brillan y no chupan la sangre de personas,..) , pues es nombrado varias veces. Pertenece a la narrativa romántica victoriana y es un clásico inglés. 


La novela cuenta la historia de amor entre Catherine Earnshaw y su hermano adoptivo Heathcliff.
Un hombre llamado Lockwood llega a la finca Cumbres Borrascosas para conocer al señor Heathcliff, su casero, que le ha alquilado una villa cercana, la Granja de Tordos. El recibimiento no puede ser más frío. En la casa viven también la nuera de Heathcliff, Catherine, y el joven Hareton. Los tres personajes le parecen a Lockwood incomprensiblemente hoscos y amargados.
La señora Dean, que sirve a Lockwood en la Granja de Thrushcross y cuidó de ellos cuando eran niños, le cuenta la historia de las dos familias que viven en la zona, los Linton y los Earnshaw. El señor Earnshaw, dueño de Cumbres Borrascosas, trajo un día a su casa a Heathcliff, un niño abandonado, para criarlo como suyo. Los hijos de Earnshaw recibieron con extrañeza a Heathcliff. Con el tiempo, la hija, Catherine, se hizo buena amiga de él, pero el hijo mayor, Hindley, lo detestaba y no perdía ocasión de humillarlo.
Años después, los padres de Catherine y Hindley mueren. Hindley se casa con una mujer llamada Frances, la cual prohíbe a Heathcliff todo contacto con Catherine. Sin embargo, los dos mantienen a escondidas su amistad, que pronto se convierte en amor apasionado. Un día deciden ir a espiar a los vecinos que viven en la Granja de Thrushcross, los Linton. Los Linton los sorprenden. Mientras intenta huir, un perro muerde a Catherine. Los Linton la recogen, la cuidan y la alojan en su casa durante una temporada. En cambio, expulsan a Heathcliff, al que consideran poco menos que un criado. Cuando Catherine vuelve a las Cumbres, ha cambiado: ya no es una niña salvaje, sino toda una señorita.
Catherine se casa con el hijo de los Linton, Edgar, aunque confiesa al ama de llaves, Nelly Dean, que en realidad está enamorada de Heathcliff. Éste, que escucha escondido parte de la conversación, se siente ofendido, pues Catherine dice que descarta casarse con él porque la unión la rebajaría. Herido en su orgullo, desaparece, pero vuelve luego de tres años, enriquecido por oscuros negocios. Para enfadar a Edgar y poner celosa a Catherine, corteja a Isabel (la hermana menor de Edgar), y acaba casándose con ella, que le da un hijo, Linton.
Catherine enferma por los encontronazos entre su marido y Heathcliff, acaba muriendo la noche en que da a luz a su hija. Edgar Linton, el padre de la niña, decide llamarla igual que su difunta esposa: Catherine. Hindley, convertido en un borracho y jugador empedernido, se ve obligado a vender Cumbres Borrascosas a Heathcliff. Finalmente muere, y Heathcliff se queda con la casa y con el hijo de Hindley, Hareton, al que mantiene analfabeto y salvaje, vengándose así de su padre. Isabel huye de Cumbres Borrascosas y se consagra al cuidado de su hijo, Linton. Finalmente, muere, y Linton vuelve con Heathcliff, que lo desprecia, pues es un niño enfermizo que no se parece en nada a él.
Pasan dieciséis años. Catherine Linton, que no conoce la historia de las Cumbres, acude a visitar a su primo Linton. Heathcliff orquesta un romance entre los dos primos y logra que se casen, de modo que cuando Edgar y el propio Linton mueren poco después, Heathcliff hereda la Granja de los Tordos, apoderándose así del patrimonio de las dos familias que tanto lo despreciaron.
El señor Lockwood vuelve a Cumbres Borrascosas y descubre que Heathcliff ha muerto, convencido de que el fantasma de su amada Catherine ha venido a buscarlo. A pesar de lo mucho que lo maltrató, Hareton llora por Heathcliff, que ha sido lo más parecido a un padre que ha conocido. Cathy, que al principio despreciaba a Hareton, pasó a compadecerse de la ignorancia del muchacho y le enseñó en secreto a leer. Su relación da un giro feliz: al final, deciden casarse, dando así un final feliz a la historia de odios y desencuentros de sus familias.

Personajes:

-Heathcliff: Es un huérfano que fue recogido desde Liverpool por el señor Earnshaw y fue llevado a Cumbres Borrascosas a vivir con el. Desde temprana edad, se enamora perdidamente de la hija del señor Earnshaw llamada Catherine. Cuando Earnshaw muere, el resentido Hindley abusa de su autoridad y lo usa como criado. Al casarse Catherine con Edgar, Heathcliff se siente humillado y miserable. Por esta razón, se pasa su vida buscando venganza en Hindley, Catherine y sus hijos respectivos.

-Catherine: Hija de el Señor Earnshaw y su esposa quien se enamora perdidamente de Heathcliff. Debido a su deseo por estatus social, se casa con Edgar envés de Heathcliff. Ella es independiente, hermosa, malcriada y en ocasiones arrogante. También es temperamental y sus emociones se dividen entre la pasión desenfrenada por Heathcliff y el deseo por reconocimiento social encontrado en Edgar. Contrae miseria a los hombres que la aman4.

-Edgar Linton: Hombre malcriado y de buena familia, crece en un personaje elegante, amable pero temeroso. En la novela es catalogado como placentero para estar con el, alegre y rico por Catherine.

-Nelly Dean: Es la narradora de gran parte de la obra. Creció cerca de Hindley y Catherine como criada de ellos y está bien involucrada dentro de las historias que ella cuenta. Es inteligente, comprensible y sensible.

-Lockwood: Llega repentinamente a La Granja de los Tordos como huésped. Es el intermediario entre al narración de Nelly y el lector. Es una persona algo presuntuosa y orgullosa, que no se relaciona muy bien con las personas de Cumbres Borrascosas. Como narrador, su vanidad y falta de familiarización con las historias lo llevan a malentender los eventos que ocurren.

1 comentario: